me duele el orgullo

no eres más que un montón de basura
que un día creí mía.
como quién se encariña de todos los bártulos de un trastero,
aunque no sean más que basura.
recuerdos inútiles a los que nos atamos,
sin entender muy bien cómo.
hoy eres basura que ya no necesito,
y te tengo acumulando polvo ahí abajo
sin ni siquiera recordar que te tenía.
perdiéndote entre la infinidad de recuerdos,
o de trastos,
que tengo de otras vidas.
y de ésta misma.

pero cuando contemplo la posibilidad de regalar esos trastos
me duele el orgullo.
por no utilizarlos, por no hacerlos míos,
por que ya no tengan espacio en mi cuarto.

porque ya no cabes entre lo que hoy tengo,
y lo que mañana quiero.

//

el trastero es tu lugar,
y siempre lo será.

siempre.

aunque no quiera ni tirarte a la basura,
ni regalarte,

meramente por cuestión de orgullo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s